Conversaciones sobre la artesanía y el lujo con Alqvimia, creadores de cosmética natural y Maestros Alquimistas desde 1984

Conversaciones sobre la artesanía y el lujo con Alqvimia, creadores de cosmética natural y Maestros Alquimistas desde 1984

Conversaciones sobre la artesanía y el lujo con Alqvimia, creadores de cosmética natural y Maestros Alquimistas desde 1984


Conversamos con la directora de Alqvimia, Drolma Lizcano, a raíz de su colaboración con la Firma en el desfile de la colección FW19 Couture ‘Todas las primaveras de un invierno’ en la Embajada Española en París.

Yolancris – Uno de los valores de la Firma es la artesanía, la reivindicación del oficio, la maestría, la pieza como un todo que va creciendo sobre el maniquí de forma orgánica, no en la pantalla de un ordenador o ensamblada a trozos y de forma industrial. Para Yolancris, el verdadero lujo es ése, no tanto la majestuosidad y pomposidad de los materiales lujosos y caros, sino lo hecho a mano, lo sostenible, lo único. Alqvimia, por su parte, recupera la tradición de la antigua perfumería artesanal. ¿Qué entiende Alqvimia por lujo?

Drolma Lizcano – El lujo en Alqvimia es hacer las cosas con amor. Cuando partimos de esta base ya fluye el lujo: la atención a los detalles, la energía que emite ese producto, cómo nos sentimos cuando nos ponemos ese producto… sea un vestido o un producto cosmético.

Y – Desfilar en París es un sueño hecho realidad. Admiro a los grandes creadores clásicos como Balenciaga o Christian Dior, Giambattista Valli… Acercarme a ellos siempre es un honor y un aprendizaje.

DL – La Alta Costura es un mundo mágico, lleno de sueños, ilusiones y pasión. Los dos desfiles de Yolancris en París de las colecciones Couture [Opera Prima SS19 y Todas las primaveras de un invierno FW19], unen la tradición con la modernidad, pero siempre con un aire de belleza inconfundible que hacen de la casa una firma muy especial.  

Y – ¿Cómo es el universo Alqvimia y qué nexos tiene en común con el de Yolancris?

DR – Yolancris tiene la capacidad de evocar magia, transformación y ayudar a radiar la belleza interior – y en este sentido el universo Yolancris es muy similar al de Alqvimia.

Su trato exquisito en los detalles, la artesanía y amor con el que confeccionan sus vestidos han sido sin duda parte de la razón del éxito de la firma, y me recuerda también a la manera de hacer las cosas en Alqvimia. Cuando las cosas se hacen con amor, se nota, irradian una luz especial, y siento que tanto Yolancris como Alqvimia conseguimos transmitir eso con nuestros respectivos productos.