Innovación y comunidad en la primera Haute Couture Fashion Week en formato virtual

Innovación y comunidad en la primera Haute Couture Fashion Week en formato virtual

Innovación y comunidad en la primera Haute Couture Fashion Week en formato virtual


El mazazo del COVID19 ha sido incapaz de parar las ganas que el sector de la Alta Costura tiene de seguir creando y de hacer soñar.La pandemia ha logrado que algo que parecía imposible y lejano, se geste en un tiempo record: la unión de la Alta Costura y el mundo digital.

En Yolancris hemos aprovechado estos días para conocer de primera mano el increíble trabajo realizado por la Fédération de la Haute Couture et de la Mode y sus diseñadores. Como ya sabéis, uno de nuestros mayores deseos es el de formar parte como miembros de la FHCM y poder seguir presentando nuestras colecciones en Paris.

El espíritu inmortal de París como capital de la moda en formato digital

París desea seguir brillando. Y si hay algo histórico en el pueblo francés, es el carácter de no amedrentarse ante nada. Ni siquiera ante esta terrible pandemia.

“Nosotros, la Federación, nos desafiamos a nosotros mismos para inventar un nuevo modelo, que cumpla con nuestra misión principal: permitir que la Creación se exprese de la mejor manera posible, independientemente de las circunstancias”, comenta Ralph Toledano, presidente de la Chambre Syndicale de la Haute Couture.

En segundo lugar, continua “porque estamos convencidos de que lo digital es, y  seguirá siendo un factor importante de cambio en la industria de la moda, y porque organizar estas Fashion Weeks digitales nos ha permitido explorar sus posibilidades para obtener aún más beneficios de nuestras Fashion Weeks. Tenemos la plena convicción de que nada puede reemplazar un espectáculo físico, al menos para las marcas de Creación de las cuales París es el abanderado. Pero el show no puede pararse y menos el trabajo y compromiso de tantas y tantas personas.”

Y esta actitud cercana y valiente ha sido un bálsamo para todos los creadores y sus equipos. “La verdad es que si algo bueno ha traído esta pandemia, es que nos ha hecho darnos cuenta de que debemos cambiar, y que la Alta Costura debe caminar unida” explica el diseñador Franck Sorbier.

Espíritu que ha hecho que las maisons y sus ateliers hayan seguido vivos durante esta crisis sanitaria. Un trabajo continuo, llevado a cabo desde el confinamiento. Algo que en Yolancris hemos vivido en primera persona.

“Si algo tuve claro desde el primer día de confinamiento, es que iba a mantenerme ocupado y a seguir trabajando. Incluso creo que he ido más allá a explorar mi creatividad y a unir mi papel como maestro de arte con el de alta costura. ¡Solo puedo avanzar que hemos creado un film extraordinario!” continua Sorbier.

Atelier de Franck Sorbier en París

La Creatividad en el epicentro de la Alta Costura

El reto digital pretende poner en el centro de sus historias el valor de la creatividad. Cada firma ha hilvanado un guion personal en el que se muestran las ideas, el dia a dia, los valores, el arte… Y cada uno lo ha adaptado a su gusto: una presentación, un videoclip, un fashion film…

Explica Sorbier que “sin duda, el esfuerzo realizado por la FHCM, hará que nuestro trabajo sea mas accesible al mundo. Y en cuanto al formato físico, creo que esta pandemia ha traído una limpieza que era necesaria: la de reducir los eventos a los clientes y profesionales y facilitar su trabajo y necesidades. No olvidemos que la clave de nuestro negocio es la de proporcionar experiencias y ofrecer una atención personalizada y exquisita. Algo que con la asistencia masiva resultaba complicado”.

Como firma de moda y costura, en Yolancris aplaudimos el espíritu y la unidad entre diseñadores y la FHCM para plantar cara a la incertidumbre. Por ello hacemos llegar todo nuestro apoyo a la organización y a todos los compañeros de profesión.