fbpx

Las bodas del mundo: una mezcla entre tradición y modernidad

Las bodas del mundo: una mezcla entre tradición y modernidad

Las bodas del mundo: una mezcla entre tradición y modernidad


JAPÓN

A pesar de ser muy fieles a sus tradiciones, Japón ha incorporado a su celebración de boda algunos rasgos occidentales: un 63,4% de las parejas eligen tener una boda cristiana y un 16.7% prefieren la boda tradicional japonesa llamada Shinto; el porcentaje restante se decanta por una boda civil. De hecho, los 2 eventos que más impacto han tenido para difundir esta tendencia han sido la boda de Lady Diana Spencer con Charles el Príncipe y la de la famosa cantante japonesa Momoe Yamaguchi.

Boda tradicional sintoísta

La fecha de celebración de la boda aún sigue la creencia de Koyomi (calendario astrológico), pues este determina los días favorables y prohibidos para hacer la ceremonia. La Shinto o Shinzen (ceremonia de bodas) se celebra en el edificio principal de un santuario. El sacerdote lleva a cabo un ritual de la purificación de la pareja antes de anunciar su matrimonio a los kami (deidades) y buscar su bendición. La novia y el novio luego beben tres tazas de sake (alcohol japonés) de diferentes tamaños en un ritual conocido como sansankudo. Después de que el novio lea los votos de la boda, la pareja hace una ofrenda de una sucursal sagrada sakaki.

Por lo general, la decisión de la pareja de celebrar una boda japonesa tradicional u occidental no se basa en la religión, sino de las preferencias sobre qué ponerse y las limitaciones de presupuesto.

Vestido propuesta de Yolancris

ITALIA

Para los italianos, una buena boda es aquella que se celebra cualquier domingo por la mañana, excepto los domingos de mayo (por ser el mes de la Virgen María) y de agosto (por ser un mes de mala suerte y enfermedad), ni durante cuaresma o adviento.
Además, es también tradición casarse con el vestido de algún familiar y que la novia no use joyas de oro hasta haber intercambiado los anillos de boda. Por parte del novio, la leyenda cuenta que trae suerte que el novio lleve un pedazo de hierro en su bolsillo para ahuyentar a los malos espíritus y que se rompa un vaso al final de la ceremonia para saber los años que la pareja vivirá feliz (según el número de pedacitos).

Un postre un poco amargo

Aunque hay dulces muy italianos como el tiramisú, el panna cotta, los canolis, el gelato (helado), los merengues o las galletas de almendras, también hay unos platillos típicos de las bodas. Estos son los rollitos de masa y azúcar glas llamados Wanda, que atraen buena suerte a los novios, y las almendras cubiertas de caramelo, un símbolo de lo amargo y lo dulce en los matrimonios.

Vestido propuesta de Yolancris

BRASIL

La novia brasileña suele usar un vestido blanco con mucho brillo y joyas vistosas, y es una costumbre más afianzada llevar zapatos dorados. Además, la novia escribe los nombres de las amigas en las capas interiores de su vestido de boda, pues esto es un buen augurio para que las amigas también se casen.

La recepción de la boda suele ser una gran fiesta donde los recién casados y sus invitados celebran, disfrutan de buena música y bebida. Muchas veces la novia se quita los zapatos y los coloca justo en medio de la pista de baile, mientras alrededor bailan y los invitados arrojan dinero en los zapatos para apoyar el futuro financiero de la nueva pareja.

Otra de las tradiciones brasileñas en las bodas es comer bem-casado, un dulce envuelto en un hatillo que proporciona buena suerte al nuevo matrimonio. Al final de la fiesta, es también costumbre que la novia tire el ramo de flores de espaldas a las invitadas que no se hayan casado. El bouquet lleva una pequeña estatua de San Antonio.

Vestido propuesta de Yolancris