fbpx

Met Gala 2021: una oda a la moda y la identidad estadounidense

Met Gala 2021: una oda a la moda y la identidad estadounidense

Met Gala 2021: una oda a la moda y la identidad estadounidense


La Met Gala vuelve después de un año y, como de costumbre, lo hace acompañada de controversias. Anoche se celebró una de las citas más importantes en el mundo de la moda, que tradicionalmente tenía lugar el primer lunes de mayo, pero que a causa de las restricciones pandémicas y después de un año de silencio, la organización (capitaneada por Anna Wintour) decidió posponer a Septiembre, cerrando la edición de la NYFW.

Este año la gala se ha divido en 2 partes, un doble evento repartido entre este año y el que viene. El hilo conductor de ambas es el mismo: homenajea y rinde tributo a la moda norteamericana bajo el título de ‘In America: A Lexicon of Fashion’. La primera parte incluye la celebración de la gala y la posterior inauguración de la exhibición (el 18 de septiembre) en el Costume Institute. En esta se establece el vocabulario y las cualidades características de la moda norteamericana, profundizando en temas como la diversidad y la inclusión. “Esta exposición utiliza la moda como reflejo de las nociones identitarias mutantes de la moda de Estados Unidos”, afirma Max Hollein, director del Museo del MET. La segunda parte de la exposición no se podrá ver hasta el 2022, bajo el título de ‘In America: An Anthology of Fashion’.  

Como ya es tradición, los invitados han de ceñirse a la temática en cuestión y los vestidos se analizan en función no solo de la estética, sino de la coherencia con el ‘dress-code. La elegancia y el glamour clásico y normativo no son los principales protagonistas de la noche, pues lo que importa y realmente marca la diferencia es entender el motivo temático de la noche y materializar la idea lo mejor posible en el cuerpo vestido. Se espera que las celebrities rompan y salgan de su zona de confort, así que lucir un vestido negro y palabra de honor o un dorado con cola de sirena, no es triunfar en la Met Gala.

En la edición de este año hemos visto un poco de todo. Desde el minimalismo característico de Hailey Bieber (de YSL) hasta la referencia explícita de la bandera estadounidense vestida por Debby Harry en un diseño único de Zac Posen. Sin embargo, lo que buscamos en una red carpet de la Met Gala es un momento icónico como el que protagonizó Rihanna vestida de Papisa el año 2018, en el que la temática era ‘Fashion and the Catholic Imagination’. Es por esto que los vestido más destacados de la noche fueron los siguientes:

Lupita Nyong’o

En un ‘denim-inspired dress’ de Versace, Lupita aterrizó a la alfombra del Met Gala. De palabra de honor y silueta sirena, el modelo combinaba diferentes tonalidades de tejano en referencia a los inicios del denim Levi’s en EEUU. Los detalles de pedrería rompen con lo ‘casual’ del tejano y convierten el vestido en ‘apto’ para una red carpet. La tendencia de los 2000 también asoma en el modelo lucido por Nyong’o, que algunos medios han relacionado con el ya icónico vestido tejano vestido por Britney Spears en los VMA’s del año 2001 a conjunto con su pareja de entonces, Justin Timberlake.  El beauty y el pelo de Lupita remiten a la artista afroamericana nacida en Brooklyn, Lorna Simpson.

Kim Kardashian

A pesar de llevar todo el rostro cubierto, su persona es indistinguible. Kim Kardashian no necesita enseñar su cara para hacerse viral, y así lo demuestra el diseño que lució anoche, firmado por Balenciaga y diseñado por su esposo Kanye West. La celebrity va un paso por delante del resto siempre, y en este caso solo ha necesitado de su silueta para demostrarlo. El outfit consta de unas botas estilo leggings de punta fina y tacón alto, que desaparecen bajo un vestido ajustado, complementado con unos largos guantes fusionados con la máscara que cubre su rostro al completo.

Billie Eilish

En honor a la época dorada de Hollywood, Eilish destacó por la solemnidad de su elección. Firmado por Oscar de la Renta, el diseño color champagne completaba el léxico estadounidense de los años 50. El diseño es poco arriesgado, pues es una apuesta asegurada que siempre luce bien. Sin embargo, la cantante cumplió con la temática de la noche con una referencia evidente a dos iconos de estilo atemporales: Grace Kelly y Marilyn Monroe.

Gemma Chan

La actriz londinense también se adaptó al ‘code’ de la noche. La estética y la temática confluyeron en su diseño de Prabal Gurung, una diseñadora nepalesa-americana, y rindió homenaje a la primera actriz china que actuó en Hollywood, Anna May Wong. Chang llevó un minivestido de lentejuelas negras adornado con un dragón en el centro del cuerpo y con una espectacular cola verde pastel.